Cirugía de glúteos, diferentes alternativas

Mayo 13, 2016


Tener una cola atractiva, tonificada, redonda y con un tamaño proporcional al resto del cuerpo es un atributo admirado y envidiado por hombres y mujeres. Cuando damos la espalda o caminamos, todas las miradas recaen en esta zona del cuerpo. Muchas mujeres se acomplejan por no tener el suficiente volumen o por tenerlo en una posición inadecuada. Existen muchas opciones para solucionarlo: una de ellas, la más definitiva, es la cirugía.

Cuando un paciente llega con deseo de tener unos glúteos perfectos, ofrecemos dos opciones quirúrgicas para lograr una forma envidiable y con apariencia natural: la cirugía de lipoinyección de células grasas de la misma paciente en los glúteos; o la colocación de prótesis en gel de silicona diseñadas para esta zona. Estos dos métodos permiten que el volumen y la forma de los glúteos mejoren significativamente sin que pierdan su apariencia natural. Nadie notará que usted se sometió a una cirugía plástica.

Si una paciente se hizo una lipoescultura y, además, quiere mejorar el volumen y tamaño de sus glúteos con la grasa que le extrajeron de otras partes de su cuerpo, la lipoinyección glútea es el complemento ideal para que la paciente obtenga un cuerpo moldeado acompañado de unos glúteos con más volumen y mejor forma, libre de celulitis o flacidez.

La única desventaja de este procedimiento es que si la persona que desea este procedimiento es muy delgada, no habrá suficiente grasa para extraer y posteriormente inyectar en los glúteos. Como en este procedimiento un porcentaje de la grasa se reabsorbe como proceso natural de la recuperación, se hace necesario inyectar una buena cantidad de células grasas, de lo contrario no se verán resultados significativos que hagan mejorar la autoestima de la paciente.

Para aquellas pacientes muy delgadas o que no les llama la atención el procedimiento de la lipoinyección, la opción sería colocar implantes de silicona escogidos con tamaño y forma proporcional a la estatura, el ancho de caderas y cintura de la paciente; así tendrán resultados sorprendentes sin la apariencia de una "cola operada".

En cualquiera de las dos cirugías se empleará anestesia general o regional, según como la paciente lo decida. En el caso de los implantes, se utilizarán suturas reabsorbibles que no necesitan ser retiradas; en la lipoinyección glútea, la incisión es solo de medio centímetro. Por lo tanto, las cicatrices son imperceptibles en ambos casos. La paciente puede ver los posibles resultados con ayudas visuales computarizadas y con la observación de fotos de casos similares al suyo. Deberá utilizar un vendaje durante dos días y la incapacidad será aproximadamente de una semana.

Se debe ser cuidadoso con sustancias extrañas que ofrecen para ser inyectadas en los glúteos, pues si bien el resultado inmediato es satisfactorio, tales sustancias pueden aparecer en sitios diferentes a los inyectados con el tiempo, así como ocasionar infecciones o ser rechazadas por el cuerpo con posteriores deformidades en los glúteos, que son difíciles o imposibles de corregir.

Si usted elije un buen cirujano, el cambio y la satisfacción de sentirse bien con su cuerpo serán para siempre con cualquiera de los dos procedimientos que ofrecemos. Asegure buenos resultados, deje su estética y salud en manos expertas que estarán dispuestas a hacer lo mejor por usted.