Inicio > Blog

Diferencias Entre Lipoinyección, Lipólisis y Liposucción en Bogotá

Abril 24, 2017


Mujer midiendo con sus manos su grasa abdominalLas personas que tienen grasa localizada en su cuerpo, bien sea en el abdomen, espalda, brazos o piernas, son candidatos propicios para una lipólisis o liposucción en Bogotá mientras que aquellos excesos grasos, generalmente obtenidos mediante liposucción, se pueden utilizar en áreas con carencia de volumen a manera de rellenos mediante una lipoinyección.

La finalidad de esta publicación es mostrarte las diferencias que existen entre estos tres procedimientos estéticos, ya que, algunos pacientes, confunden estas técnicas de extracción o utilización de la grasa corporal.

LiposucciónEsta cirugía plástica tiene como finalidad contornear la silueta de la cintura, las caderas y otras áreas como el abdomen, la espalda, parte posterior de los brazos y piernas. La grasa localizada en algunas de estas zonas corporales es extraída y, como resultado, el paciente tendrá un cuerpo más definido. Posteriormente, y con indicaciones del médico tratante, deberá seguir un reposo, acompañado de dieta para mantener el resultado de la operación. Esta técnica es la más común y demandada por los pacientes de cirugía plástica.

Pre y Posoperatorio de la Liposucción


Tras un estudio para examinar el abdomen del paciente, el cirujano estimará si requiere la operación. A continuación, creará una historia clínica para conocer cómo es su estilo de vida, cual es la dieta que sigue, cómo se encuentra a nivel hormonal y si realiza entrenamiento físico. Seguidamente, el paciente estará listo para la intervención que, dependiendo de la cantidad de grasa a extraer, podría tener una duración de 1 o 2 horas.

Luego de aplicar la anestesia general al paciente, en el abdomen se hacen pequeñas incisiones para que las cánulas, que permiten la extracción de la grasa, puedan entrar con facilidad debajo de la piel. Este dispositivo, previamente esterilizado, estará listo para aspirar. Su manejo debe ser con movimientos rectos para poder romper las células de grasa. El deber del médico cirujano es medir la grasa que va saliendo a través de la cánula y palpar la zona hasta conseguir el aspecto y volumen adecuado.

Al finalizar la intervención, se cierran las incisiones con puntos de sutura y se coloca una faja posoperatoria, muy ajustada, para que la piel vuelva a su lugar sin quedar flácida.

El reposo puede variar entre 1 y 2 semanas. La reincorporación a las labores de trabajo dependerá de la recuperación. No es recomendable levantar peso por, al menos, 4 semanas. Usar la faja es indispensable para que la piel se adapte al nuevo contorno de la figura y para que minimice la aparición de hematomas en la zona intervenida.
LipoinyecciónEn ocasiones, las mujeres quieren aprovechar la grasa que es extraída del abdomen para inyectarla en los glúteos y conseguir un aspecto más prominente, pero sin que deje de verse natural. La lipoinyección no es más que la inyección de grasa, del mismo paciente, en otras partes del cuerpo en donde falta volumen para aumentar su tamaño y conservar su aspecto natural.

Pre y Posoperatorio de la Lipoinyección


Inmediatamente después de que la grasa es extraída de la espalda, abdomen, brazos o piernas, es purificada y pasada por diversos procesos que la hacen apta para su nuevo uso. Después, esta será inyectada en la zona que se desea tener un mayor volumen, que puede ser glúteos, rostro o caderas. Una mínima parte de esta grasa será reabsorbida por el cuerpo y el resto se integrará en la zona inyectada. Esta intervención se realiza en el mismo acto quirúrgico de liposucción y no tarda más de 15 minutos.

Cirujano plástico preparando al paciente para una liposucción La clave de esta operación es que el paciente tenga suficiente grasa corporal para que el cirujano la puede extraer y luego inyectarla en la zona que lo requiere. La cirugía es bastante segura, más si el paciente acude a un médico cirujano certificado en Colombia para asegurar su tranquilidad y que el resultado apunte a lo deseado.

Luego de la intervención, el paciente debe usar una faja posoperatoria entre 1 y 3 meses, para el caso de lipoinyección en los glúteos. El resultado definitivo podrá apreciarse después de los tres meses, cuando notará un mayor tamaño de los glúteos con una forma más atractiva y moldeada, siempre y cuando siga las indicaciones del médico.

Para otras cirugías que incluyen más partes del cuerpo, como el rostro, el procedimiento es mucho más sencillo y el paciente puede volver a su quehacer diario de inmediato, ya que solo se tratará de un rejuvenecimiento facial para mejorar las líneas de expresión. Cada práctica de lipoinyección tiene sus pasos específicos y tu cirujano plástico podrá informarte cómo funciona y cual tratamiento debes seguir.
Lipólisis con Láser o Ultrasonido El procedimiento quirúrgico tiende a ser más sencillo que la liposucción tradicional porque el médico, mientras extrae la grasa del cuerpo, no maltrata la piel, sino que derrite las células adiposas con el láser y, una vez líquidas, la extracción es más fácil. Uno de los beneficios de esta cirugía es que, gracias a su simplicidad, no provoca moretones, tampoco implica riesgo de sangrado y no genera dolor como la liposucción tradicional. Esta técnica puede durar entre 1 y 2 horas.

La lipólisis no arranca la grasa, la derrite. Esto minimiza el daño a los tejidos del cuerpo, produce menos inflamación y permite que el paciente se recupere de forma más rápida.

Pre y Postoperatorio de la Lipólisis


La cirugía plástica tiene dos maneras de practicarse: la primera es cuando se trata de una extracción pequeña de grasa y, debido a esto, el médico tratante puede considerar en realizar la intervención con anestesia local para una cirugía ambulatoria. La segunda es cuando la cirugía requiere de mucha extracción de grasa, por lo que es necesario aplicar anestesia general al paciente y llevarlo al quirófano. Ambas opciones deben ser discutidas entre paciente y cirujano.

La recuperación del paciente es mucho más rápida, en comparación con otros procedimientos convencionales. Dependiendo de la zona intervenida, el paciente usará fajas por menos tiempo y podrá reincorporarse a sus labores diarias de forma más inmediata. Todo lo anterior, aporta comodidad y la seguridad de que tendrá un resultado final más rápido y exitoso.

La liposucción y lipólisis son procedimientos quirúrgicos válidos para eliminar la grasa localizada de tu cuerpo, mientras que la lipoinyección agrega grasa a zonas específicas del organismo, las tres prácticas ayudan a tener una mejor apariencia. Aunque una cirugía es más sencilla que otra, será el paciente quien plantee su caso y el médico tratante tomará la decisión de practicar la cirugía que esté acorde a sus necesidades.

Si deseas realizarte una lipoinyección, una lipólisis o una liposucción en Bogotá, comunícate con nosotros a través del +57 1 6421400 o completa nuestro formulario de contacto al final de la página. Yo, como cirujano plástico en Bogotá, puedo aclararte todas las dudas en mi consulta para tu mayor tranquilidad. Ten en mente que puedes encontrar más información en mi página de Facebook Dr. Nelson Chaves, sígueme en Instagram como @drnelsonchaves y en Twitter como @drnelsonchaves o suscríbete a mi boletín informativo.

Escribe tu comentario
0 Comentarios