Ritidoplastia Facial o Cervical

Con los años, la piel va recibiendo diferentes formas de afección que la dañan o provocan la aparición de signos de envejecimiento con más rapidez. Uno de los factores principales son los rayos solares; otro puede ser el descuido de la piel por la falta de cremas protectoras que la hidraten y el maquillaje. Muchos productos sobre la piel, por tiempos prolongados, conllevan a la poca oxigenación de los tejidos o poros del rostro que provocarían a la aparición de las temidas arrugas. Sumado a lo anterior, está la aparición de manchas en la piel y la flacidez de la misma. Todos estos signos evidentes de la edad concentrados en la cara y el cuello pueden ser mejorados con la ritidoplastia facial o cervical.
ProcedimientoEn primera instancia yo, como cirujano plástico especializado, debo valorarte en la consulta al examinar tu cara y cuello para determinar cuál es proceso específico con el que tu rostro lucirá mejor y con un resultado natural. La cirugía plástica la inicio con incisiones en la piel que, dependiendo de tu condición, pueden ser en la línea de la sien, camuflada entre el cabello, seguir por delante de las orejas y finalizar detrás del lóbulo de las orejas hacia la parte posterior del cuero cabelludo. Si es necesario, el procedimiento requerirá de una incisión detrás de la barbilla para trabajar en tu cuello o en la línea del cabello por encima de la frente para elevarte las cejas. A continuación, separo la piel de la grasa y los músculos subyacentes. Los tejidos adiposos los extirpo para mejorar el contorno del rostro, después tenso los músculos y, para finalizar, estiro la piel para eliminar los tejidos sobrantes.

Al finalizar la operación, utilizo suturas o grapas; la elección será según mi experiencia en estiramientos faciales anteriores o la cantidad de tejidos que vaya a tensar. Mi objetivo siempre será usar la técnica más adecuada para ti. Esta cirugía plástica es ambulatoria y la llevo a cabo aplicando anestesia general.

Ritidoplastia facial o cervical
Tras la CirugíaLuego del restablecimiento de los tejidos descendidos, el rostro del paciente lucirá tenso; por tanto, será trabajo del cirujano plástico que se vea natural. El médico vendará la cara de la persona y los puntos serán retirados cinco días después de la operación; las grapas de la frente, en caso de que haya elevado las cejas, tardarán un tiempo más para ser retiradas.

Al ser una intervención delicada, debes seguir las orientaciones que yo, como cirujano plástico, te daré durante la primera semana del postoperatorio: lo principal será que duermas con la cabeza un poco elevada para ayudar a la desinflamación del rostro. Los analgésicos que te prescribiré podrán aliviarte las molestias en cada una de las heridas. Notarás inflamación y hematomas que son normales tras la manipulación de la piel del rostro; con los días irán mejorando hasta que tu cara luzca recuperada por completo. Cuando te lo permita, volverás a tus actividades; debes evitar la exposición al sol y seguir unas recomendaciones específicas que te plantearé antes de volver a casa para la recuperación.

Es importante que, antes de la intervención, me cuentes cuál es su estilo de vida, cuáles medicamentos tomas y si tienes algún tipo de vicio como fumar, ya que, si algún detalle pasamos por alto, podría haber riesgo de infecciones o problemas con la cicatrización tras la operación. Como cirujano plástico certificado te daré la tranquilidad de que tu rejuvenecimiento facial estará en las mejores manos.