Rejuvenecimiento no quirúrgico

La tecnología y los avances científicos han desarrollado infinidad de métodos que permiten corregir cualquier área del cuerpo a tu gusto, sin embargo, hace algunos años esto solo era posible sometiéndote a intervenciones quirúrgicas. Hoy en día es posible realizar correcciones estéticas en diversas partes del cuerpo sin hacer una cirugía.
Para ello existen técnicas especializadas que ya se han puesto en práctica, arrojando excelentes resultados:

El ácido hialurónico es uno de estos procesos no quirúrgicos y se basa en un compuesto que se encuentra naturalmente en el organismo y forma parte importante de tejidos como la piel y el cartílago. Usamos estas propiedades para situarlas en las zonas deseadas y rellenar desde arrugas finas a profundas, cicatrices, también para aumentar el volumen de los labios y aumento de la proyección del mentón o los pómulos. Este es un procedimiento muy sencillo que se puede realizar en consultorio, incluso. Si el paciente así lo prefiere se puede usar anestesia local inyectada en la zona, aunque la intervención resulta poco dolorosa.

La toxina botulínica tiene la capacidad de bloquear el estímulo proveniente de los nervios hacia los músculos para evitar su contracción. Se puede aplicar en distintas áreas del rostro como las cejas, el entrecejo, en las líneas de expresión en general, el mentón y otros. Te garantizamos excelentes resultados pues somos especialistas avalados. Esta intervención debe realizarse con especial cuidado puesto que los músculos de la cara están muy cercanos unos de otros y una aplicación incorrecta pueden ser desfavorable. Es un proceso bastante rápido y puede llevarse a cabo en un consultorio bajo poca dosis de anestesia e incluso sin ella ya que es totalmente tolerable.

La lipoinyección facial consiste en extraer grasa de alguna zona del cuerpo para transferirla a otra. Esta técnica otorga increíbles resultados en rejuvenecimiento facial y un equilibrio armónico natural es su rostro. Por tratarse de un relleno natural autólogo (del propio cuerpo del paciente) no será rechazado por su organismo ni presentará ningún tipo de alergia, además, la grasa extraída antes de ser localizada nuevamente pasa por un proceso de centrifugación. Es un procedimiento ambulatorio y en la mayoría de los casos se utiliza anestesia local más sedación.