Liposucción (Lipoescultura)

Áreas Liposucción Lipoescultura Anteriormente, no existían métodos para eliminar la grasa localizada. Por tanto, las mujeres y los hombres se dedicaban a hacer dietas y a ejercitarse para lograr la silueta que deseaban sin someterse a modificaciones en un quirófano. En la actualidad, la tecnología ha avanzado mucho y la situación es otra; ahora las personas pueden elegir, entre muchas opciones, cirugías que eliminen los tejidos adiposos en varias zonas del cuerpo como el abdomen, las piernas, los brazos, las caderas y la papada.

La liposucción es una de las opciones antes mencionadas y sirve como solución para que los depósitos de grasa, que no desaparecen con dietas y ejercicios, sean eliminados en un par de horas gracias a un procedimiento específico. La cirugía plástica tiene el objetivo de darle un contorno adecuado a la zona del cuerpo que el paciente desee para que luzca mejor en poco tiempo, ya que el efecto es casi inmediato. No obstante, los resultados finales se observarán a partir del primer mes luego de la intervención; estos pueden ser aún mejores si en los meses siguientes el paciente sigue las recomendaciones que le proporcionamos en cuanto alimentación y ejercicio.

ProcedimientoLa técnica consiste en la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de succión mediante una pequeña incisión para llegar al interior de la piel. A continuación, succiono la grasa con la cánula y hago movimientos verticales mientras voy palpando la zona hasta obtener el resultado apropiado. Cuando la cirugía plástica termina, al área operada le colocamos un vendaje comprensivo o una faja que mantendrá la piel en el lugar correcto, ayudando a la contracción adecuada de los tejidos y la disminución de las molestias en el postoperatorio. El tiempo del procedimiento, que también es conocido como lipoescultura, depende de la zona o la cantidad de grasa que el paciente necesite eliminar; puede variar entre 30 minutos y 3 horas.

El soporte elástico especial debe ser usado por el paciente durante los tres meses posteriores a la cirugía y recomendamos que asista a sesiones de drenaje linfático para una pronta recuperación y reincorporación a las actividades cotidianas. Los candidatos para esta cirugía son aquellas personas con un peso relativamente normal, pero que presenten zonas del cuerpo con depósitos de grasa que no pueden ser eliminados con dieta y ejercicio.

Los casos de liposucción que requieren técnicas sencillas, como los de la papada, pueden realizarse bajo anestesia local con sedación. Otros procedimientos que implican más tiempo en el quirófano, como la liposucción de caderas o abdomen, se practican bajo anestesia general. En la primera consulta conmigo, decidiré junto al paciente cuál será la anestesia conveniente para la operación.

Liposucción LipoesculturaCirugías ComplementariasComo especialista en cirugía plástica puedo recomendarte procedimientos que sirven de complemento después de la extracción del tejido adiposo. Una técnica consiste en reinyectar la grasa obtenida de la liposucción en zonas como los glúteos, cuando existe una pérdida de volumen o en el rostro para disimular los signos de envejecimiento. Esta práctica se conoce como lipoinyección y los resultados son a corto y a largo plazo.

Otra cirugía complementaria a la liposucción es la abdominoplastia o lipectomía abdominal; ambas técnicas darán como resultado una figura corporal ajustada a los músculos del abdomen con una piel lisa y sin flacidez, ya que la lipectomía abdominal elimina los tejidos sobrantes en el área central del cuerpo y fortalece los músculos que antes estaban débiles.

Cada uno de los procedimientos descritos con anterioridad debo explicártelos en mi consultorio mientras creo el plan quirúrgico específico para ti. Antes de definir cuál será la técnica empleada, como especialista en cirugía plástica, debo examinar la zona a mejorar, de manera que pueda determinar, con medidas, la cantidad de grasa y piel que eliminaré en caso de que deba practicar una abdominoplastia.