Lipectomía Abdominal (Abdominoplastia)

La lipectomía abdominal es una cirugía plástica que elimina el exceso de piel del abdomen para que tengas una silueta más plana y estilizada, una cintura más estrecha y un abdomen más firme. Esta técnica se aplica bajo anestesia general o con anestesia local y sedante; en el primer caso, el paciente estará profundamente dormido y en el segundo caso estará despierto pero muy relajado, en ocasiones, podrá sentir un poco de molestia, pero sin dolor. Este tema debe ser planteado y aclarado cuando te dirijas a la consulta con tu médico tratante, puesto que tu cirujano plástico te orientará para tomar la mejor decisión.
ProcedimientoLa operación inicia con una incisión en la parte baja del abdomen, justo por encima del pubis. Dependiendo de la extensión del problema, la sutura será larga hasta las caderas o no alcanzará los extremos. El siguiente paso será una incisión alrededor del ombligo y, a continuación, el cirujano plástico, separará la piel y la estirará hacia abajo; esta técnica determinará qué cantidad de tejido flácido debe extirpar el médico y así evaluar el grado de debilidad que tienen los músculos para realizar la reconstrucción de rectos abdominales. Todo lo anterior le permitirá reforzar las áreas del abdomen que lo requieran para obtener el resultado deseado. Usualmente, este procedimiento tiene una duración de dos horas.

Lipectomia abdominal o abdominoplastia
PostoperatorioLuego de la operación, el paciente puede sentir dolor e inflamación; horas después, debe caminar para provocar la buena circulación de la sangre en el cuerpo. Cuando vaya a casa, el especialista le indicará cómo manejar la recuperación, es decir, cómo tomar los medicamentos, comer, bañarse y cuidar la herida. A partir de los cinco días, el paciente estará en condiciones de reasumir sus labores cotidianas, pero debe evitar movimientos bruscos o levantar peso, ya que tendrá puntos externos e internos que cuidar. Las actividades que requieran esfuerzo físico deben postergarse hasta pasadas tres semanas. Los puntos serán retirados entre 5 y 7 días después. El cirujano plástico le indicará cuándo quitar los vendajes para que la persona empiece a utilizar una faja abdominal.
Candidatos para una Abdominoplastia RiesgosLos años de experiencia de un cirujano plástico te ayudarán a certificar que las operaciones que realiza, entre ellas la abdominoplastia, son procedimientos que practican sin problemas. Es importante que los pacientes sigan todas las indicaciones que les presenta el médico en las consultas para que se cuiden, no solo en el preoperatorio, sino también en el posoperatorio. Algunos de los riesgos que existen son las infecciones y los trombos venosos. Ambas situaciones pueden solucionarse o prevenirse; las infecciones se tratan con antibióticos y los trombos venosos se evitan moviendo las piernas y caminando apenas el paciente pueda después de la cirugía plástica.
ResultadosLa lipectomía abdominal es una intervención definitiva. El objetivo de los cirujanos plásticos es lograr que el resultado sea agradable para el paciente; este, a su vez, debe mantenerlo con dieta balanceada y entrenamiento físico bajo la autorización su médico.