Cirugía de Glúteos

La cirugía de glúteos o la gluteoplastia es una de las operaciones más solicitadas por las mujeres, después de la cirugía de senos. A mi consultorio acuden los pacientes para preguntarme qué es mejor: una cirugía de glúteos con implantes de silicona o con inyección de grasa. Mi respuesta siempre será la misma, esto depende del cuerpo, la silueta y la forma de los glúteos; según los aspectos mencionados, yo, como cirujano plástico certificado, determinaré cuál será el mejor método para corregir la zona, sin dejar nunca a un lado los deseos que tienen mis pacientes de embellecer una área del cuerpo.

Procedimientos:

Implante de Silicón


El aumento de glúteos lo puedo lograr mediante la colocación de implantes de silicón diseñados específicamente para esta zona. Inicio la técnica con una incisión en el pliegue de los glúteos para insertar el implante detrás del músculo. Luego de acomodar la silicona en su lugar, procedo a suturar la incisión y ya estarás listo para ir a la sala de recuperación. Cuando mi equipo médico y yo nos aseguremos un par de horas después de que te encuentras bien para volver a casa, entonces iniciarás el reposo que te indicaré.

Cirugía de Glúteos

Inyección de Grasa


La segunda técnica que practico es la cirugía de glúteos mediante la inyección de grasa obtenida en un procedimiento previo de liposucción. En este caso, la grasa adquirida de otra zona del cuerpo, el proceso para que esté adecuadamente preparada para inyectarla en los glúteos. A continuación, modelo el área inyectada hasta conseguir el contorno deseado y finalizo la intervención. Esta técnica, en su mayoría, no requiere de suturas porque las incisiones son muy pequeñas.

Ambos procedimientos son seguros y brindan excelentes resultados, además, evito los riesgos de productos inyectados que, por el desconocimiento de sus componentes, pueden traerte reacciones adversas en el futuro. Ese riesgo no ocurre con la gluteoplastia con implantes o la inyección de grasa.

Los procedimientos que realizo le ofrecen un mayor volumen y una mejor forma a tus glúteos. A través de ellos, corrijo la flacidez y la celulitis presente, además de disminuir el tejido graso acumulado en zonas adyacentes. Finalmente, el resultado son glúteos que lucen naturales y atractivos. Ambos modos de abordaje en los glúteos pueden realizarse con anestesia local más sedación o anestesia general, según tus deseos y para tu tranquilidad.

Resulta importante destacar que a mi consulta no solo acuden pacientes que desean aumentar sus glúteos, sino también aquellas personas que, por razones estéticas o de comodidad con su cuerpo, quieren practicarse una reducción. Esta intervención comúnmente la acompaño con la liposucción abdominal o en cualquier otra zona que el paciente lo requiera para conseguir así una silueta ajustada y una forma acentuada en los glúteos, pero sin exagerarla.

ReposoEntre los cuidados más importantes que debes tener en cuenta son: evitar acostarte boca arriba; siempre será mejor acostarte boca abajo o de lado. También evita sentarte, levantar peso y cancela cualquier actividad física o que requiera del esfuerzo de tu cuerpo. En caso de que sientas molestias, los medicamentos que te prescribiré podrán aliviarte en poco tiempo.