Cirugía de glúteos

Una de las preguntas más frecuentes que hacen las pacientes es cómo mejorar su región glútea, esta es una de las áreas más concurrentes por las cuales la mayoría se somete a una cirugía estética. El aumento de glúteos se puede lograr mediante la colocación de implantes de silicona diseñados específicamente para esta zona o mediante la inyección de grasa obtenida en un procedimiento previo de liposucción. Ambos procedimientos son seguros y arrojan excelentes resultados, además se evitan los riesgos de productos inyectados que por el desconocimiento de sus componentes puedan traer en el paciente reacciones adversas en el futuro, lo que no ocurre con la gluteoplastia con implantes o la inyección de grasa. Los procedimientos que realizamos te ofrecen un mayor volumen y mejor forma a tus glúteos, corregimos la flacidez y celulitis presente, además de disminuir el tejido graso acumulado en zonas adyacentes. Finalmente, el resultado son unos glúteos que lucen naturales y atractivos.

La lipoinyección se recomienda principalmente en pacientes en los que sea posible extraer la suficiente cantidad de tejido graso en un procedimiento de liposucción para inyectar en los glúteos, lo cual es la clave en el éxito de la cirugía y lo que permite ofrecer un resultado evidente y duradero. Cabe acotar que, en algunos pacientes no se encuentra el suficiente tejido graso, por lo que la solución es colocar prótesis glúteas de silicona. De acuerdo a las características de la prótesis elegida, se obtienen resultados muy naturales y sin producir un aspecto artificial de esta zona, para la tranquilidad del paciente, pues sabemos que es una de las inquietudes que más se manifiestan antes de realizarse esta cirugía. El tratamiento quirúrgico de los glúteos se complementa con la terapia posoperatoria en el consultorio, donde apoyados por la mejor tecnología, te damos la forma y el tono deseados para esta zona.