Carboxiterapia

Tratamiento de Carboxiterapia
Mediante la aplicación localizada en pequeñas dosis de dióxido de carbono (CO2) en las áreas a tratar del paciente, logro la regeneración de los tejidos y recupero, tras cada sesión estética, la elasticidad de la piel y la calidad de la epidermis, tornándola más lisa y resplandeciente.

La carboxiterapia es una excelente terapia que realizo para el tratamiento del síndrome celulítico, estrías, flacidez cutánea y el envejecimiento facial. Además, corrige de forma efectiva el exceso de tejido adiposo (grasa) localizado. Al actuar en la microcirculación y el sistema linfático subdérmico, la carboxiterapia es un tratamiento con múltiples beneficios estéticos para la piel. No obstante, debe ser realizado por un especialista entrenado, ya que se trata de un procedimiento invasivo, aunque no sea quirúrgico. Su aplicación es indolora y segura, y con frecuencia tiene resultados favorables para mis pacientes.

La aplicación de dióxido de carbono carece de toxicidad, aun en dosis elevadas, por lo que la carboxiterapia también es útil en las sesiones pre y postoperatorias de lipoescultura, mejorando los resultados al evitar la fibrosis.
TratamientoEl método de aplicación de carboxiterapia es muy sencillo; lo realizo con un equipo especialmente diseñado para controlar el flujo y el tiempo de inyección, y para monitorear la dosis administrada. Comúnmente, aplico varias inyecciones subcutáneas con una aguja muy pequeña, incluso con el diámetro menor a la de la utilizada en una inyección de insulina. La sustancia que aplico se difunde rápidamente en todos los tejidos de la zona y no tiene efectos secundarios en los pacientes.

Mujer Mayor que Desea un Tratamiento de CarboxiterapiaEl número de sesiones para la carboxiterapia depende del caso clínico del paciente. Por esa razón, es necesario realizar una valoración para determinar cuántas sesiones son requeridas para conseguir el resultado deseado.
Beneficios de la CarboxiterapiaEn el Rostro: la inyección es subcutánea y aporta colágeno a la superficie de la piel. A partir de los 35 años, es la etapa ideal para que los pacientes reciban este tratamiento, ya que beneficia las pieles maduras con el colágeno y tiene un efecto que previene el envejecimiento. Para aquellas personas que fuman o que dejaron de fumar, la carboxiterapia reconstruye la piel deteriorada que queda a consecuencia de las toxinas del cigarrillo.

En el Abdomen: reduce la grasa abdominal, puesto que la inyección quema los tejidos adiposos localizados. Además, el oxígeno aporta el colágeno necesario para que la piel del abdomen se reafirme poco a poco y disminuya la flacidez.

En las Zonas con Celulitis: la piel de naranja es un caso que me manifiestan las mujeres con mucha frecuencia en mi consultorio. Con este tratamiento, ayudo a disimularla porque la sustancia inyectada rompe los cristales de la celulitis y quema la grasa, reafirmando así la flacidez presente en la zona.

La duración de la carboxiterapia es de 10 a 20 minutos aproximadamente y en mi larga trayectoria como especialista en estética he observado buenos resultados en mis pacientes.

Video sobre la Aplicación de Bótox