Bótox

Con el pasar de los años, la aparición de los signos de envejecimiento en el rostro se torna más llamativa gracias a la contracción de los músculos. Para detener este proceso natural del organismo humano, existe un producto llamado toxina botulínica, mejor conocido como Botox; este tiene una acción específica sobre el músculo que suaviza las líneas de expresión y las tan indeseadas arrugas.

Las dosis adecuadas de Botox, en ciertas áreas del rostro, las uso para debilitar la fuerza de contracción de los músculos. Al aplicarlo en una zona estratégica del rostro, el músculo deja de recibir señales nerviosas, por lo que se debilita y ya no le es posible contraerse. Asimismo, los músculos del rostro en el área tratada se relajan y hacen que las arrugas y las líneas de expresión se suavicen.

Los primeros usos que se le dieron a la toxina botulínica involucraron el tratamiento de trastornos como el parpadeo exagerado, las contracciones musculares y los espasmos faciales que afectaban a pacientes parcialmente paralizados. Hoy en día, su uso ha abarcado el área de la estética y los pacientes optan por la inyección de esta sustancia para detener el envejecimiento.

Primer EncuentroEn mi consultorio podré examinar tu rostro y determinar cuáles son las líneas de expresión que debo tratar para que tus gestos faciales luzcan lisos. Yo, como cirujano plástico especializado, cuento con la experiencia necesaria para la aplicación de la toxina botulínica y conociendo sus beneficios, recomiendo su uso a mis pacientes, quienes sienten que su rostro ha sido rejuvenecido de una forma sutil luego de muchos años de fruncir el ceño.

La duración de la aplicación es de 10 minutos, aproximadamente, y no requiere anestesia local. El procedimiento lo realizo en mi consultorio y no demanda ningún tipo de incapacidad o cuidado especial posterior al tratamiento.

Luego de la AplicaciónAl terminar el procedimiento, podrás notar las marcas de los pequeños pinchazos, pero estos desaparecerán en un par de horas. Antes de retirarte a tu hogar, te daré unas indicaciones que debes cumplir para que el resultado sea el esperado.

El efecto causado por la toxina en los músculos de tu rostro empieza a notarse a partir del tercer día y durará de 5 a 6 meses. Una vez que el efecto de la toxina ha desaparecido, la movilidad del músculo vuelve de forma espontánea, notándose la disminución de las líneas de expresión. En ningún caso empeoran las arrugas en los sitios tratados. Este procedimiento puede repetirse las veces que sea necesario sin que presente una complicación en las personas que opten por su uso.

BotoxÁreas Comunes Para la Aplicación de BotoxEste tratamiento es muy sencillo y lo más común es que lo aplique en áreas como la frente, el entrecejo, surcos nasogenianos y alrededor de los ojos.

Para este procedimiento, no existen riesgos porque, como especialista en cirugía plástica, sabré ubicar los puntos estratégicos del rostro para que la inyección sea correcta y tu cara luzca natural y relajada, tal y como lo deseas.