Inicio > Blog

Descubre los beneficios de los tratamientos posoperatorios con aparatología

Mayo 06, 2016


Las cirugías plásticas comprenden incisiones profundas y distintos tipos de procedimientos que son ajenos al cuerpo e implican alteraciones en su funcionamiento habitual. Cuando un paciente está convencido de realizarse una intervención de este tipo, el especialista debe indicarle las ventajas y desventajas de determinada operación, al igual que los procesos que esta conlleva.

De igual forma, existen tratamientos estéticos para perfeccionar los resultados de cualquier cirugía plástica, son estos los que muchos expertos ofrecen como alternativas para que los resultados de la cirugía sean tan ambiciosos y rápidos como el paciente lo desea. Estos tratamientos combaten las dolencias y ayudan en el proceso de cicatrización y desinflamación.

Existen un sinfín de métodos para acelerar el proceso de recuperación luego de una intervención quirúrgica. No obstante, unos de los más efectivos son los tratamientos con aparatología, que integran la crioterapia, termoterapia, ultrasonido, carboxiterapia y gimnasia pasiva. La aplicación de estos métodos comienza entre las primeras 24 y 48 horas posteriores a las operaciones; están totalmente recomendados y avalados por el Dr. Nelson Chaves, quien es uno de los más reconocidos médicos con especialización en cirugía plástica en Colombia.

De igual manera, es importante que cualquier persona que vaya a someterse a estos tratamientos maneje el conocimiento preciso sobre la decisión que ha tomado y a qué se somete.

La crioterapia es una terapia no invasiva que utiliza el frío intenso para congelar tejidos, mejorar la apariencia de la piel y como vasoconstrictor, por lo cual es un método antiinflamatorio efectivo. Puede aplicarse individualmente para fines médicos, como destruir tejido o células malignas, incluyendo tumores; pero también como complemento luego de una cirugía plástica al aplicarse en las áreas intervenidas, ya que acelera la cicatrización y el tiempo de recuperación porque actúa en la regeneración de edemas y hematomas.

Asimismo, la termoterapia es un tratamiento posoperatorio que ayuda en el proceso de regeneración de las heridas, aviva el flujo sanguíneo y linfático, alivia el dolor e incrementa la elasticidad del tejido colágeno. Además, es una de las técnicas más utilizadas para quemar tejido graso y combatir los espasmos musculares. Sin embargo, es más delicado porque implica emisiones de láser. Se recomienda que este y todos los tratamientos posoperatorios que tenga en mente, lo consulte con su especialista de confianza.

Una técnica practicada desde hace mucho tiempo es el ultrasonido, este se aplica con un gel que sirve de conductor para las ondas vibratorias o la terapia ultrasónica que, utilizada como tratamiento posoperatorio, genera analgesia ante el dolor; además, es sumamente efectivo cuando se genera contractura capsular con los implantes de mama y contra la fibrosis si se trata de una liposucción.

La carboxiterapia generalmente es usada como complemento de otras intervenciones para perfeccionar los resultados. Se trata de inyecciones de dióxido de carbono en zonas estratégicas donde se encuentre exceso de tejido graso celulítico, marcas o cicatrices y otros tipos de agresiones en la piel. Muchas mujeres tienden a acudir a este método estético aun cuando no se hayan hecho una cirugía, para combatir las celulitis, estrías, la grasa localizada y otros. Las inyecciones de dióxido de carbono son intradérmicas, por ello generan oxigenación en las capas de la piel, lo que permite reducir la grasa localizada y mejorar la elasticidad de la dermis. El dióxido de carbono no es tóxico.

Por su parte, la gimnasia pasiva es un método utilizado para fortalecer, estirar y tonificar los músculos, a través de contracciones musculares que se mantienen durante unos instantes desde los tejidos internos hasta los externos. Son contracciones que simulan la actividad física. Este tratamiento puede aplicarse en áreas del cuerpo como las piernas, glúteos, caderas, estómago y brazos.

Los tratamientos posoperatorios con el método de aparatología no producen dolor, son sencillos y rápidos. Esto no significa que cualquiera los pueda aplicar, por el contrario, debe asegurarse de que el esteticista sea profesional. Lo ideal es que su médico le recomiende con quién acudir. Es importante que luego de una cirugía plástica no pase por alto los cuidados y terapias, pues le ayudarán en el proceso de recuperación y disminuirán las incomodidades progresivamente. De esta manera podrá reincorporarse más rápidamente a su vida social y laboral.

Escribe tu comentario
0 Comentarios