Inicio > Blog

Cómo el Drenaje Linfático Puede Acelerar tu Recuperación Después de una Liposucción en Bogotá

Junio 09, 2017


Abdomen definido tras una liposucción en Bogotá El mundo que habitamos hoy en día es muy diferente al mundo que conocieron nuestros abuelos. La tecnología avanza vertiginosamente y cada día se crean nuevos métodos y dispositivos que simplifican nuestra vida en muchos aspectos. Era de esperarse que la medicina también avanzara en pro de garantizar un mejor resultado a nuestros pacientes. Uno de los más importantes avances que he presenciado dentro de la cirugía estética ha sido la creación e implementación de ciertos instrumentos y técnicas, las cuales me han permitido brindarles a mis pacientes soluciones relativamente rápidas para cambiar su apariencia, minimizando los métodos invasivos del pasado.

La liposucción, por ejemplo, no era posible hace unos años. Modificar el contorno de un paciente requería mucho más tiempo antes, durante y después de la operación, antes de que los resultados comenzaran a verse, ya que las operaciones afines eran mucho más invasivas. Sin embargo, la tecnología permite que mis operaciones de liposucción en Bogotá sean mucho más rápidas, tanto dentro del quirófano como en la recuperación posoperatoria, pero, entendamos un poco mejor qué es la liposucción, por qué se hace y qué medidas se deben tomar en cuenta para mejorar los resultados de esta cirugía.

¿Qué es la liposucción?


La liposucción es una técnica aplicada en la cirugía estética para cambiar la silueta de los pacientes por medio de la extracción de grasa; esta extracción se hace mayormente en brazos, piernas, espalda y, por supuesto, el abdomen. En el pasado, la remoción de grasa debía hacerse por medio de técnicas que eliminaban la piel del área donde se hallaba el tejido adiposo. Gracias a los avances de la tecnología, la liposucción me permite, como especialista y conocedor de esta técnica, desprender la grasa del músculo y aspirarla a través de cánulas que han sido conectadas a una máquina de succión. Si te interesa conocer más a fondo sobre la liposucción, el proceso pre y posoperatorio y si cumples con las condiciones para realizarte este tipo de intervención quirúrgica, puedes leer mis publicaciones anteriores, donde te doy más información sobre mis operaciones de liposucción en Bogotá.

¿Qué medidas se deben tomar antes y después de una liposucción?


Antes de la operación, se realizan exámenes físicos y entrevistas que ayudan a determinar si el paciente es apto para ese tipo de intervenciones. En mi caso, si mi paciente cumple con las condiciones necesarias, le recomiendo llevar una dieta balanceada y ejercicios para prevenir la alteración de algún valor que pueda repercutir en el resultado de la operación o en la recuperación. Al terminar la operación, enfatizo mucho en que los pacientes sigan mis instrucciones para garantizar un proceso de recuperación exitoso. Además del uso de una faja ajustada que permita a la piel conservar la forma adquirida en la operación, también es importante que el paciente realice caminatas cortas lo antes posible para evitar complicaciones que puedan surgir. Otra recomendación que minimiza los riesgos de complicaciones posoperatorias es la terapia de ultrasonido y de drenaje linfático.

¿Qué es el drenaje linfático?


El drenaje linfático es un área de la estética y la fisioterapia que permite la movilización del sistema linfático superficial; se realiza de forma manual, mediante masajes repetitivos y suaves que movilizan la linfa, en caso de que se haya quedado estancada. Siempre les recuerdo a mis pacientes buscar a expertos altamente calificados al momento de iniciar el protocolo de terapias, ya que esta práctica requiere un profundo conocimiento de la anatomía humana y del sistema linfático.
Tratamiento posoperatorio de la liposucción en Bogotá

¿Qué tipos de drenaje linfático existen?


Existen dos modalidades de drenaje linfático, el manual, el cual requiere la habilidad del especialista para obtener los resultados esperados, mediante suaves y repetitivos masajes que estimulan el sistema linfático. En mi consulta, siempre recomiendo este tipo de drenaje, ya que los resultados se pueden alcanzar más efectiva y rápidamente. La otra modalidad se conoce como drenaje linfático asistido; esta modalidad se desarrolla mediante máquinas que estimulan los puntos clave del sistema linfático, estimulando la movilización de la linfa. Si bien es cierto que esta técnica es mucho más cómoda que el drenaje linfático manual y que requiere un esfuerzo mínimo del especialista, también hay que considerar que sus resultados no son tan precisos y rápidos.

¿Cuáles son los beneficios del drenaje linfático?


El sistema linfático es una serie de conductos paralelos al sistema circulatorio que permite la eliminación de toxinas y sustancias que el cuerpo no necesita; está estrechamente relacionado al sistema inmunológico y ayuda depurar el organismo, previniendo enfermedades. Después de una intervención quirúrgica como la liposucción, el sistema inmunológico se ve comprometido y es necesario prevenir la acumulación de toxinas. Al descongestionar el sistema linfático, los pacientes pueden ver como la inflamación desaparece gradualmente gracias al drenaje linfático. Otro beneficio tiene que ver con la contracción de la piel luego de la operación; estos masajes ayudarán a que tu piel se adapte mejor y más rápidamente al nuevo contorno de tu cuerpo.

¿Cómo saber si el drenaje linfático no está funcionando?


Debo enfatizar que el drenaje linfático debe consistir en un masaje muy suave y que la técnica debe aplicarse por un profesional con profundo conocimiento del sistema linfático, de otro modo, el resultado podría verse comprometido, extendiéndose el proceso de recuperación. Al iniciar el protocolo posoperatorio de masajes, la mejoría es visible a solo días de haber realizado la cirugía, sin embargo, si la técnica aplicada no es la correcta, los síntomas no desaparecerán con tanta rapidez. Un indicador de que el masaje no ha sido correctamente realizado es la persistencia de los hematomas, los cuales deberían desaparecer paulatinamente conforme avance el cronograma de los masajes. Otro indicador de que la linfa no está siendo estimulada correctamente es la inflamación, la cual viene como resultado por la acumulación de toxinas y líquido en el organismo. También se puede apreciar que la piel no se está contrayendo de la manera adecuada o que se está generando fibrosis en la piel.

¿Qué puedo hacer para complementar el drenaje linfático?


Si bien es cierto que los masajes de drenaje linfático contribuyen a mejorar el resultado, no todo el trabajo es de los especialistas; como médico cirujano, es mi deber informarte que deberás poner de tu parte para lograr el resultado que queremos. Lo primero que debes hacer es usar la faja ajustada todo el tiempo para ayudar a la contracción de tu piel y que se adapte más rápido a tu nueva figura. Además, es conveniente añadir frutas y verduras a tus comidas para fortalecer tu sistema inmunológico y ayudar a la cicatrización. También es importante hacer actividades físicas lo antes posible después de la operación, al principio caminatas cortas y luego más largas. Es indispensable tener en cuenta que los resultados de la operación se perpetuaran en el tiempo, siempre y cuando estés dispuesto a llevar un estilo de vida saludable y hacer ejercicio frecuente.

Si vives en Bogotá y estás interesado en conocer más sobre el drenaje linfático posliposucción o deseas saber acerca de los otros procedimientos quirúrgicos que ponemos a tu disposición, no dudes en comunicarte con nosotros a través de una llamada telefónica al +57 1 6421400 o por medio del formulario de contacto ubicado en esta página. Ten presente que puedes conseguir más información relacionada con cirugía plástica y tratamientos estéticos al unirte a mi página en Facebook Dr. Nelson Chaves, seguirme en Instagram @drnelsonchaves y en Twitter @drnelsonchaves, y suscribirte a mi boletín informativo.


Escribe tu comentario
0 Comentarios